lunes, 26 de junio de 2017

Shang-Chi: Maestro del Kung-Fu

Tomo de Marvel Edición Especial que recoge  los primeros números de una de las series más aclamadas de Marvel, Shang-Chi: Master of Kung Fu. Los años 70 fueron sin duda la década de esplendor de las artes marciales, auspiciado tanto por el éxito de le serie de televisión Kung-Fu, producida en 1972 por la cadena ABC, como por los films protagonizados por el mítico Bruce Lee, llevando el género a altas cotas de popularidad.
Marvel no fue ajena a este emergente fenómeno, lanzándose presurosa a la creación de personajes e historias basadas en el Kung-Fu, demostrando estar al tanto de la realidad social, diversificando el gusto de los lectores hacia nuevos y atrayentes contenidos.
Shang-Chi es uno de los personajes más emblemáticos del Universo Marvel, no es un superhéroe al uso, si no un maestro en todo tipo de artes marciales. Fue creado por el guionista Steve Englehart y el dibujante Jim Starlin, haciendo su debut en Marvel Edition Special #15 (diciembre 1973).
En el año 1972 Marvel adquirió los derechos de Fu-Manchu, el villano oriental creado por el escritor de novelas pulp Arthur Saxfield Ward (1883-1955 más conocido como Sax Rohmer, mientras que también se hacia con los derechos de la exitosa serie de televisión Kung-Fu protagonizada por un jovencisimo David Carradine. Asi que puede asegurarse que el personaje nació de la combinación de la literatura y la televisión.
Asi Shang-Chi fue presentado como el hijo de Fu Manchú, a pesar de ser una creación original, algunos de los personajes de las novelas de Rohmer fueron adaptados al cómic (sobre todo Fu Manchu y Sir Denis Nayland Smith). Como dato curioso, no hay personajes de la serie de televisión Kung-Fu trasladados a la serie.
La serie comenzó con la introducción de Shang-Chi como un hombre criado y educado por su padre Fu Manchu  para ejecutar a sus enemigos y compartir su gloria, cuando conquiste el mundo. Sin embargo, su primera misión, en el que mató a uno de los viejos enemigos de su padre, el Dr. Petrie, terminó con Shang- Chi descubriendo la verdadera naturaleza de Fu Manchu. Desilusionado, Shang-Chi juró eterna oposición a las ambiciones de su padre y se enfrentó a él a las órdenes de Nayland Smith. 

Los tres primeros números de la serie de Englehart y Starlin son un portento argumental y sobre todo gráfico, ambos autores sentaron las bases del personaje e introdujeron personajes tan interesantes como el villano Medianoche o al forzudo guardaespaldas de Smith, Black Jack Tarr. Tras esta magnifica carta de presentación Starlin, pasó a ser sustituido por un recién llegado a la editorial, Paul Gulacy, autor de un trazo enérgico, con claras influencias de Steranko, aportó a la obra frescura y vitalidad, convirtiéndose en el dibujante referencial de la misma y por esta primera etapa del personaje, pasaron otros muchos como Ron Wilson, Ross Andru, Al Migrom, Keith Pollard y John Buscema, todos buenos profesionales del medio, pero el innovador Gulacy seria el artista más recordado y más aún con la salida de Englehart y la llegada de Doug Moench, la química entre ambos autores convertiría la serie en una obra de culto.

Moench introdujo a personajes tan interesantes como Clive Reston, pariente lejano de Sherlock Holmes e hijo de un agente del MI-6, un agente(OO), con licencia para matar, del que heredaría su profesión. E introduce a otro personaje de las novelas de Rohmer, la intrigante hija de Fu-Manchu, Fah Lo Suee, capaz de derrocar a su padre para conseguir su trono y para ello no dudará en asesinar a su hermano y a todo aquel que se cruce en su camino.
Los ingeniosos guiones de Moench y el vigoroso dibujo de Gulacy, convirtieron a Shang-Chi en una obra de culto, este primer volumen es muy bueno, pero el próximo es de compra obligatoria ya que recoge lo mejor del trabajo de ambos autores y eso significa un joya incontestable del cómic.

Superman: Los Hombres del Mañana

Esta mini saga fue desarrollada en Superman# 32-39 y sus creadores son Geoff Johns y John Romita JR. Ambos autores gozan de un estatus de estrellas en el medio, cosa lógica por otra parte viendo la prolifica y brillante carrera de ambos, 
Johns ha revitalizado a los personajes más emblemáticos de la editorial DC, Linterna Verde, Flash etc... e incluso a Superman, donde junto al dibujante Gary Frank realizó una gran etapa del personaje, asi que por lo tanto la esencia del Hombre de Acero no le es ajena. 
John Romita tiene una sólida carrera en Marvel desde la década de los 70, asi que cuando DC anunció su fichaje en el 2014 fue toda una sorpresa, este trabajo es el primero que realiza para la editorial y por lo tanto es la primara vez que se acerca al mundo de Superman.
Johns comienza la historia con un punto de nostalgia y un homenaje a la llegada de Kal-El a la Tierra, ya que unos cientificos humanos, creyendo la destrucción de nuestro mundo, mandan a su único hijo a la Cuarta Dimensión, durante el trayecto el bebe absorbe gran cantidad de energia que le concede grandes poderes.

Este niño, Ulises regresa a la Tierra como adulto, mundo al que creia destruido, al igual que Clark Kent se siente aislado y cree encontrar un alma gemela en Superman, este le ayuda a reencontrarse con sus padres. Pero viendo el camino de autodestrucción de nuestro mundo Ulises decide salvar a seis millones de personas, embarcarlas en un gran arca espacial y enviarlas a su dimensión natal con el fin de salvar a la humanidad de un futuro incierto. Pero las cosas no son como aparentan ser y el conflicto entre los dos superhombres no a hecho más que empezar.
Johns crea una historia solvente y entretenida, que navega a medio camino entre la ciencia ficción y el género superheroico, aparte sabe mostrarnos la fe ciega de Superman en la humanidad, presentándolo como un símbolo de paz y esperanza. También hace un sólido trabajo con dos secundarios de lujo como son Perry White y Jimmy Olsen, mientras que a Lois Lane en esta aventura le corresponde un rol menor.
La obra termina con Superman perdiendo sus poderes de forma temporal durante un dia, pero sin ningún superpoder demuestra que no le falta valor y es capaz de arriesgar su vida para salvar la de otro.
Pese a ser la primera vez que dibuja al personaje Romita Jr, hace un trabajo digno no echa toda la carne en el asador, tal vez por falta de motivación o simplemente por que pasan los años, pese a ello su trazo tiene elegancia y aún conserva una narrativa ágil y dinámica que ayuda a potenciar la historia. 
Superman: Los Hombres del Mañana, es una mirada moderna al mundo del Hombre de Acero sin perder parte de su esencia clásica, una historia creada sin más propósito que entretener y pasar un buen rato de lectura.

martes, 6 de junio de 2017

Dreadstar: la Odisea de la Metamorfosis

Epic Iluustrated fue una revista de cómics editada por la editorial Marvel, de publicación bimestral cuya duración fue de 34 números desde la primavera de 1980 hasta el invierno de 1986, con papel satinado y de buen granaje. Epic Illustred era sin duda la publicación mas lujosa producida por Marvel hasta esa fecha, su precio era de dos dólares, en una época en que los cómics ordinarios costaban quince centavos.
Representaba un intento de llegar a un público adulto y fue tomado más en serio que las desafortunadas series en blanco y negro de años atrás, siendo anunciada como "ciencia ficción y fantasia para adultos".
La dirección de la revista corrió a cargo de Archie Goodwin, antiguo Director Editorial de Marvel. Su profesionalidad y su compenetración con los autores hicieron de la revista, una de las más innovadoras y sorprendentes de la época.
Epic Illustrated tiene el mérito de ser la primera publicación Marvel, en que tuvieron que comprar los derechos de edición, esto significaba que los autores tenian el derecho de propiedad de sus creaciones. Este nuevo enfoque atrajo a profesionales como Jim Starlin, que ya habia trabajado en Marvel en los años setenta y lo hizo presentando a un nuevo personaje Dreadstar, en la obra conocida como, La Odisea de la Metamorfosis. Publicada en los números 1 a 9, más dos novelas gráficas: El Precio y Dreadstar, más su conclusión en Epic Illustrated 12.
Una raza invasora los Zygotheanos están dominando toda la galaxia, solo un planeta tiene el poder suficiente para detenerlos, Orsirios. Pero al final también está destinado a sucumbir, antes de que toda
la vida en el planeta perezca le es entregado al único superviviente Lord Aknaton, un arma que puede destruir a todos los enemigos, "El Cuerno Infinito" pero no tiene el poder para tocarlo, asi que debe de buscar en la galaxia tres almas de gran poder místico, así como la ayuda de un guerrero como Dreadstar, cuyo rostro es casualmente o no tan casual parecido al del propio Starlin, el personaje es portador de una poderosa espada y posee un fuerza muy superior a la media humana. El precio de la destrucción del enemigo es demasiado alta, ya que debe perecer toda la Via Lactea.
En estos números el principal protagonista es Aknaton, ya que es el personaje sobre el que se teje la historia, aunque paulatinamente Dreadstar va cogiendo protagonismo y más cuando al final es el único superviviente de la muerte de los millares de mundos que pueblan la Via Lactea, motivo este que le supone un gran dolor emocional.
En los siguientes números el autor, da un interesante giro a la historia, ya que el protagonista debe volver a enfrentarse a dos fuerzas galacticas La Monarquia y La Instrumentalidad, esta última una poderosa orden religiosa, este argumento recuerda y mucho a La Gueera de las Galaxias y sus dos bandos en constante combate El Imperio y Los Rebeldes. Pero en su desigual lucha contra los dos grandes imperios galácticos contara con la ayuda de Syzgy Darlock, un poderoso mago y Oedi un humanoide con forma de gato.
En esta saga Starlin explora los caminos recurrentes en sus obras, su gusto por la ciencia ficción y grandes sagas cósmicas, todo ello sazonado con una gran carga filosófica y mística, el dibujo tanto en su parte en blanco y negro como a color es excepcional, aunque no todo el argumento es igual de potente, hay partes muy buenas y otras que no brillan tanto, lo que hacen de esta obra una pieza muy irregular, en su conjunto es una saga muy disfrutable pero no llega al calificativo de obra maestra, aún asi vale la pena leerla.

viernes, 14 de abril de 2017

Wonder Woman: Segunda Génesis

Durante una década John Byrne desarrolló para Marvel un buen número de cómics que a dia de hoy tienen el estatus de miticos, basta acordarse de series como Iron Fist, X-Men, Captain America o creaciones donde hizo de autor completo, demostrando no ser sólo un grandisimo dibujante si no también un excelente guionista The Fantastic Four o Alpha Fligth o Hulka, durante 1975-85 fue sin duda uno de lo autores más creativos de la editorial y todo un referente para los nuevos dibujantes que se acercaban al medio.
Lo malo eran las continuas injerencias del editor jefe Jim Shooter, cansado de tanta intromisión decide dejar Marvel y se embarca en DC, no solo Byrne abandonó la compañia si no muchos autores tuvieron que hacerlo, eso dice mucho del carácter de Shooter.
Tras Crisis on Infinite Earths, el personaje de Superman necesitaba un nuevo enfoque, Byrne lo consiguió con la miniserie The Man of Steel (1986) donde humanizó al personaje haciéndolo más creible para una nueva generación de lectores, esta obra se convirtió en todo un éxito, llegando a convertise en una serie regular The Adventures of Superman donde ejerció de guonista y dibujante.
Y asi llegamos a 1995 donde se le ofreció la posibilidad de trabajar con un personaje tan emblemático como Wonder Womam, dándole total libertad para desarrollar el personaje, cosa que haria durante tres años.
El primer cambio de Byrne  es estético, ya que su representación de la amazona es una figura alta y estilizada, anteriormente vivia en Boston ahora reside en la ficticia Gateway City. En el primer arco argumental, el autor tira de Kirby y los Nuevos Dioses, Diana descubre un secreto por parte de Metrón que implica a los dioses griegos, mientras debe enfrentarse a Darkseid y la destrucción por parte del villano de Themyscira. continuara con un enfrentamiento con Morgana Le Fay y su ansia de capturar a Wonder Woman para derrotar a la vejez y conseguir la inmortalidad, en esta trama tendrán un papel estelar el demonio Etrigan y el misterioso Fantasma Errante y por último una máquina manejada por la mente de un niño que crea imágenes virtuales, esto implica enfrentamientos con rivales tan temibles como Sinestro o Doomsday, aunque para derrotarlos contará con la ayuda de un nuevo héroe que se hace llamar Campeón y la jovencita y dinámica Cassie Sandsmark, que con el paso del tiempo llegaria a convertise en la nueva Wonder Girl.
El dibujo de Byrne es correcto,sin grandes alardes a veces logra viñetas impactantes y otras muy sobrias dándole a la serie un aspecto muy irregular, con ello lo peor no es el dibujo, si no la parte argumental, las historias son muy simples y lineales, el autor no arriesga nada consiguiendo una obra totalmente plana, entretiene en algunos momentos y en otros aburre enormemente, los secundarios están bien matizados, pero el tratamiento de los villanos es de opereta.
Obra menor de un Byrne que empezaba a dejar atrás sus años de gloria y que no logró transmitir la grandeza del personaje.

Tex: El Hombre de Atlanta

Nuevo volumen de uno de los personajes más populares del cómic italiano,Tex Willer. Fue creado en 1948 por Gian Luigi Bonelli y el dibujante Galep, así  que lleva publicándose más de cincuenta años, contando con una masa fiel de seguidores no sólo en Italia, si no prácticamente en toda Europa y en un sitio tan lejano como Brasil donde el personaje levanta pasiones.
Este cómic pertenece a un número especial llamados "Texone", estos eran de cadencia anual, siendo más amplios de contenido, estando dibujados por grandes profesionales del medio; como ejemplo Joe Kubert, Victor de la Fuente, Goran Parlov, etc.
El Hombre de Atlanta fue creado en 1996 y los encargados de su desarrollo fueron Claudio Nizzi y Jordi Bernet, autores de sobrada valia que completan un cómic ejemplar, donde tanto la parte argumental como la gráfica brillan a gran altura.
Tex, recibe un mensaje de ayuda de un antiguo oficial sudista, Johnny Butler, nuestro héroe no puede ignorar la llamada de este, ya que le salvó la vida durante la Guerra Civil y tiene que pagar su deuda. Para ello tiene que ayudar a sacar de la cárcel a un criminal de guerra, el coronel Shelby para que pague por sus crímenes en Atlanta, pero hay un grupo que también quieren que salga de la prisión aunque por otro motivo, ya que por medio hay un tesoro sudista.
Nizzi lleva años escribiendo grandes historias para Tex, en esta obra firma un sólido guión de corte clásico, con amenazadores forajidos, carceleros corruptos y héroes íntegros, donde nada es lo que parece ya que perseguidores y perseguidos cambian constantemente de rol, la historia va paulatinamente en ascenso hasta un final dramático y arrebatador.
El encargado del dibujo no es otro que el mítico Jordi Bernet, creador de series como Torpedo, Historias Negras, Kraken o Clara de Noche etc... el dibujante consigue empatizar con el lector gracias a su destreza a los lápices, su dinamismo y la fuerza que transmiten sus viñetas, con su trazo logra transportarnos sin dificultad a cualquier época o lugar, ya sea la América de 1936 con sus sangrientos gánsters o las praderas sin ley del lejano Oeste, aparte logra que su representación de la figura femenina resulte bella y sensual. 
Nizzi conocedor de la facilidad de Bernett de plasmar tanto erotismo, le crea para estas páginas un personaje femenino hecho a su altura, la bella y rebelde Lola Dixieland, una mujer capaz de robar protagonismo a sus compañeros masculinos.
Obra brillante en todos sus aspectos, desde un ajustado guión hasta el deslumbrante arte de Bernet, sin olvidarnos de una cuidada edición en tapa dura y a color, aunque yo prefiero el blanco y negro de su edición original, pero es cuestión de gustos, sólo puedo decir que disfruten de un cómic magnífico.

Cosmic Odyssey

Miniserie de cuatro números publicada por DC, con fecha de diciembre de 1988 a marzo de 1989 y cuyos autores son al guión Jim Starlin y en el apartado gráfico Mike Mignola.
Starlin siempre tuvo predilección por la ciencia ficción en su versión más cósmica, basta recordar sus trabajos para la editorial Marvel, con personajes como el Capitán Marvel, Adam Warlock y sobre todo Thanos, en el recuero la Saga del Cubo Cósmico o la Trilogía del Infinito, estas no solo eran sagas de grandes amenazas que podian destruir el universo si no que supo imponer en ellas una gran carga filosófica, mística y religiosa.
Sin embargo en esta miniserie simplifica todos estos conceptos consiguiendo una obra donde predomina la acción y la aventura, y para ello se acerca a otro genio como Kirby, usando a los personajes más emblemáticos de los Nuevos Dioses, creados por el Rey a principios de los 70.
El ansia de sabiduría de Metron le lleva a viajar entre dimensiones para descubrir el secreto de la Ecuación Antivida, para descubrir horrorizado que es una entidad viva y que quiere escapar de su mundo, tras la huida deja abierta una puerta interdimensional y cuatro aspectos del ser escapan, amenazando con rescatar a su amo de la dimensión que lo retiene.
Asi un variopinto de héroes convocados por el villano Darkseid deben unirse para salvar el universo, los grupos son formados para localizar y eliminar a los aspectos, el primer grupo lo forman Orion y Superman que tendrán que ir a Thanagar, durante el viaje y la batalla descubriremos el carácter de cada personaje el primero es cruel y violento, comparado con el noble Hombre de Acero.
El segundo grupo está compuesto  por Lightray y Starfire, a ellos les toca el planeta Rann, ambos son jóvenes y un tanto despreocupados, pero conscientes del peligro al que se enfrentan. El tercero está formado por Batman y Forager, este último un humanoide perteneciente a una sociedad de insectos que viven bajo New Genesis y a los que dioses desprecian llamándolos bichos, ambos pelearán en La Tierra, Forager demostrará valor y sacrificio dando lección de heroísmo.
Por último están Detective Marciano y John Stewart que irán al planeta Xanshi, el, primero se muestra prudente, el segundo temerario e irreflexivo, su aptitud pondrá en peligro la misión y causará un gran dolor.
También se pasea por la serie otro gran personaje de Kirby, un envejecido Jason Blood y su alter ego Demon, una fuerza primaria que se convertirá en una pieza muy importante en el devenir de los acontecimientos, al final de la historia muchos héroes y dioses pasan por un proceso que cambiará sus vidas.
El arte lo firma Mike Mignola, un dibujante famoso en la actualidad por su creación de HellBoy, autor poseedor de gran dominio de las sombras y un trazo enérgico, que pese a tener gran influencia de Kirby fue capaz de desarrollar un estilo muy personal y reconocible, autor al que proceso una gran admiración.
Obra que pese al paso del tiempo aún conserva  su fuerza y vitalidad,, cosa que no es de extrañar viendo el calibre de su creadores.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Capitán América de Roger Stern y John Byrne

Suele ser bastante habitual en el mundo del cómic, que cuando un personaje deja de ser productivo a nivel de ventas se cambie al equipo creativo que lo desarrolla en ese momento, en estos casos se suele apostar por dar la colección a jóvenes promesas que vienen con ideas frescas e innovadoras, este fue el caso de Roger Stern y John Byrne, el personaje en cuestión no fue otro que el Capitán América.
Ambos autores habian trabajado con anterioridad en fanzines, tiempo después Byrne conseguiría trabajo en la editorial Charlton, para firmar posteriormente por Marvel, donde firmaría un notable trabajo en la serie de Iron Fist, en Marvel también se encontraba Stern ejerciendo de editor en algunas series de la compañia, ambos tenian ganas de colaborar en un proyecto, este no fue otro que un anual de Hulk.
No obstante las labores de editor de Stern le impedian desarrollar una serie regular como guionista, todo eso cambió, Stern abandonó su cargo en 1979 y junto a su amigo, se hicieron cargo de la serie regular del Capi, esto sucedió en Captain America # 247 (julio 1980), estando al frente de la serie hasta el nº 255 (marzo 1981).
Las aventuras del Capi de Stern y Byrne destilan clasicismo y un profundo respeto a uno de los grandes iconos de la editorial, en estos números se enfrentará a villanos del calibre del Hombre Dragón, el Forjador de Máquinas, Batroc y Mr. Hyde y el vampiro nazi Barón Sangre.
Aparte su vida privada se humanizó, ya que el personaje en su vida civil era un dibujante publicitario agobiado por los plazos de entrega,a la vez que vivia en un edificio de apartamentos de Brooklin, muy alejado del glamour de la mansión de Los Vengadores, en este edificio interactuaba con un variopinto grupo de inquilinos, en el cual destaca Bernadette Rosenthal, una hermosa y simpática joven que seria el complemento amoroso del héroe.
En esta serie hay varios momentos especiales, uno de ellos ocurre en el nº 250 (octubre 1980), donde el Capi evita un atentado terrorista en la convención de un nuevo grupo politico, el Partido Populista, los cuales le piden que sea su candidato a la presidencia, este se lo piensa seriamente, para posteriormente declinar el ofrecimiento, ya que considera que trabajar tras un despacho, le impide ayuda de verdad a la gente que le necesita.
Otro gran momento de la serie sería sin duda los nº 253-54 (enero-febreo 1981) donde el Capi debe trasladarse a Inglaterra a combatir contra el Barón Sangre, alli se encontrá con viejos aliados con los que combatió en la II Guerra Mundial como eran Union Jack y su hija Cascarrabias, por supuesto la edad a hecho mella en ambos, la historia que nos cuentan es muy emotiva, está muy bien desarrollada, siendo de lo mejor de esta etapa.
Y por último esta el nº 255 (marzo 1981) el cual coincidía con el 40 aniversario de la creación del personaje, en donde ambos autores nos muestran el origen del Capitán América y lo hacen de forma magistral.
En aquella época Byrne era un joven dibujante lleno de un inmenso talento  y en esta serie dio buena muestra del mismo siendo considerado como uno de sus grandes trabajos, estando ayudado a las tintas por un inspirado Joe Rubinstein.

Todo tiene un final, Stern habia planificado una saga de tres números donde la estrella invitada era Cráneo Rojo, pero el editor en jefe Jim Shooter, exigió que las historia fueran autoconclusivas o como mucho fueran desarrolladas en dos números, esta injerencia en un guión cerrado llevó tanto Stern como a Byrne a dimitir.
La etapa de estos dos grandes autores es una auténtica joya, una revisión nostálgica donde el Capi es retratado como un hombre fuera de su tiempo, pero firme en sus ideales. Un clásico imprescindible del Marvel de principios de los 80.