miércoles, 1 de febrero de 2017

Capitán América de Roger Stern y John Byrne

Suele ser bastante habitual en el mundo del cómic, que cuando un personaje deja de ser productivo a nivel de ventas se cambie al equipo creativo que lo desarrolla en ese momento, en estos casos se suele apostar por dar la colección a jóvenes promesas que vienen con ideas frescas e innovadoras, este fue el caso de Roger Stern y John Byrne, el personaje en cuestión no fue otro que el Capitán América.
Ambos autores habian trabajado con anterioridad en fanzines, tiempo después Byrne conseguiría trabajo en la editorial Charlton, para firmar posteriormente por Marvel, donde firmaría un notable trabajo en la serie de Iron Fist, en Marvel también se encontraba Stern ejerciendo de editor en algunas series de la compañia, ambos tenian ganas de colaborar en un proyecto, este no fue otro que un anual de Hulk.
No obstante las labores de editor de Stern le impedian desarrollar una serie regular como guionista, todo eso cambió, Stern abandonó su cargo en 1979 y junto a su amigo, se hicieron cargo de la serie regular del Capi, esto sucedió en Captain America # 247 (julio 1980), estando al frente de la serie hasta el nº 255 (marzo 1981).
Las aventuras del Capi de Stern y Byrne destilan clasicismo y un profundo respeto a uno de los grandes iconos de la editorial, en estos números se enfrentará a villanos del calibre del Hombre Dragón, el Forjador de Máquinas, Batroc y Mr. Hyde y el vampiro nazi Barón Sangre.
Aparte su vida privada se humanizó, ya que el personaje en su vida civil era un dibujante publicitario agobiado por los plazos de entrega,a la vez que vivia en un edificio de apartamentos de Brooklin, muy alejado del glamour de la mansión de Los Vengadores, en este edificio interactuaba con un variopinto grupo de inquilinos, en el cual destaca Bernadette Rosenthal, una hermosa y simpática joven que seria el complemento amoroso del héroe.
En esta serie hay varios momentos especiales, uno de ellos ocurre en el nº 250 (octubre 1980), donde el Capi evita un atentado terrorista en la convención de un nuevo grupo politico, el Partido Populista, los cuales le piden que sea su candidato a la presidencia, este se lo piensa seriamente, para posteriormente declinar el ofrecimiento, ya que considera que trabajar tras un despacho, le impide ayuda de verdad a la gente que le necesita.
Otro gran momento de la serie sería sin duda los nº 253-54 (enero-febreo 1981) donde el Capi debe trasladarse a Inglaterra a combatir contra el Barón Sangre, alli se encontrá con viejos aliados con los que combatió en la II Guerra Mundial como eran Union Jack y su hija Cascarrabias, por supuesto la edad a hecho mella en ambos, la historia que nos cuentan es muy emotiva, está muy bien desarrollada, siendo de lo mejor de esta etapa.
Y por último esta el nº 255 (marzo 1981) el cual coincidía con el 40 aniversario de la creación del personaje, en donde ambos autores nos muestran el origen del Capitán América y lo hacen de forma magistral.
En aquella época Byrne era un joven dibujante lleno de un inmenso talento  y en esta serie dio buena muestra del mismo siendo considerado como uno de sus grandes trabajos, estando ayudado a las tintas por un inspirado Joe Rubinstein.

Todo tiene un final, Stern habia planificado una saga de tres números donde la estrella invitada era Cráneo Rojo, pero el editor en jefe Jim Shooter, exigió que las historia fueran autoconclusivas o como mucho fueran desarrolladas en dos números, esta injerencia en un guión cerrado llevó tanto Stern como a Byrne a dimitir.
La etapa de estos dos grandes autores es una auténtica joya, una revisión nostálgica donde el Capi es retratado como un hombre fuera de su tiempo, pero firme en sus ideales. Un clásico imprescindible del Marvel de principios de los 80.

El regreso del Caballero Oscuro: La última cruzada

Miniserie de tres números cuyos autores son, a los guiones Frank Miller y Brian Azzarello y al dibujo John Romita JR. La acción se sitúa una década antes de la mitica, obra creada por Miller, El Caballero Oscuro en 1986, en esta serie los autores nos relatan la historia del acontecimiento que llevó definitivamente a Bruce Wayne a abandonar el manto del murciélago y este no es otro que la muerte de Robin (Jason Todd).
Batman ya no es el que era, la edad le pasa factura, se empeña en demostrarse a si mismo que es capaz de repetir las proezas de antaño pero su cuerpo dice basta, otros compañeros de andanzas como Catwoman ( Selina Kyle) han aceptado el paso del tiempo. Alfred le pide que delegue en su pupilo Robin, pero Bruce comprueba que el joven no está preparado, es bueno en el combate pero es impulsivo y un tanto rebelde, al final una imprudencia le llevará a la muerte.
No es la primera vez que el personaje muere; esto ya ocurrió en Una Muerte en la Familia, un cómic donde los lectores tenian que votar si Robin moria a manos del Joker, el personaje no debia ser muy popular y en Batman # 428 (diciembre-1988) y por apenas 72 votos de diferencia Robin era asesinado, aunque posteriormente seria resucitado con diferentes nombre como Capucha Roja o Robin Rojo.
A parte, hay un último caso donde están implicados Poison Ivy e Killer Crock y que afecta a las mayores fortunas de Gotham, pero el verdadero enemigo es un Joker más siniestro y maquiavélico que nunca y que recuerda a Hannibal Lecter en El silencio de los corderos, por su facilidad para manejar a su antojo a los presos de la cárcel y que planea la venganza definitiva sobre su archienemigo.
Es la mejor obra de Miller en mucho tiempo, no es mucho decir ya que hace tiempo que no hace nada digno de su genio, basta recordar el truño de All Star: Batman, aunque queda la gran duda de cuanto hay de Miller en este cómic, personalmente creo tras su lectura que hay muy poco del autor, así que puede decirse que ha tenido suerte al aliarse con Azzarello, ya que este tira y mucho del carro, al final de todo queda una obra bien escrita y argumentada, con un final duro y abrupto, pero por otra parte lógico.
Otro que parece resucitar de sus cenizas es Romita JR, un dibujante al que su paso por DC le ha venido de maravilla ya que sus últimos trabajos en Marvel no eran más que simples bocetos, en esta serie consigue un trabajo más que digno, a lo que ayuda mucho para lograr las atmósferas oscuras que rodean al personaje, las tintas y color de Peter Steigerwald.
Obra que merecía un poco más de amplitud, no hubiera estado mal una novela gráfica de la misma, con todo ello la serie es entretenida y enlaza perfectamente con los sucesos ocurridos en El Caballero Oscuro. 

domingo, 6 de noviembre de 2016

El Doctor Extraño de Lee y Ditko

La semilla del personaje fue sembrada en Amazing Aventures # 1 (junio de 1961) donde de la mano de Stan Lee y Steve Ditko, fue presentado El Dr. Droom, un médico occidental que es llamado por un anciano lama, este le somete a unas duras pruebas donde demuestra su valor, el anciano le transfiere antes de morir todo sus conocimientos misticos, dándole poder para enfrentarse a todos los poderes ocultos de nuestro mundo.
Asi en 1963, los conceptos anteriores fueron actualizados y en Strange Tales # 3 (julio-63) aparece el Dr. Extraño, que compartia cabecera con una adolescente Antorcha Humana. Esta presentación de apenas cinco páginas fue concebida como una historia autoconclusiva, donde empezó a aparecer y desaparecer repetidamente del titulo, pero un año después gracias a las cartas de los seguidores que inundaban la redacción, ya habian empezado a publicarse regularmente.
Los autores nos presentaron al cirujano Stephen Extraño un orgulloso y mezquino ser obsesionado con el dinero, pero su vida da un cambio radical al perder la sensibilidad de sus manos, debido a un accidente de coche, convertido en un despojo humano, oye hablar del anciano, un poderoso mago, que vivia en Tibet, tras un dura travesia exige al viejo que lo cure de sus manos, pero en vez de ello se hace su aprendiz, donde llegará a descubrir el poder de las artes místicas y la magia negra.
En esta presentación destaca el Barón Mordo, otro occidental dispuesto a aprender la magia, aunque en este caso para hacer el mal y que se convertiría a lo largo de la serie en el principal enemigo de Extraño. Pero aparte, el personaje viajaba incesantemente hacia mundos insólitos y dimensiones increíbles, donde debía enfrentarse a terribles amenazas como Pesadilla, Dormammu o Eternidad, también se enfrentaba a dioses nórdicos como Loki; con todo su entorno era quizás el más inusual de los que podría hallarse en los cómics-books.
El excéntrico y sombrío estilo de Ditko resultaba perfectamente adecuado para le definición de dichos reinos de pesadilla y el Dr. Extraño, el extravagante mago, fue el primer héroe, aparte de Spiderman, que Ditko realizó de forma regular.
El Dr .Extraño era en gran medida un producto de su tiempo. La atracción del misticismo era muy poderosa en los años sesenta, con la aparición de una generación joven y rebelde que forjó una contracultura y rechazó el materialismo en favor de valores más espirituales. La afinidad del Dr. Extraño con las actitudes bohemias se hacia patente incluso en el lugar en que vivia, Blecker Street, en Greenwich Village, Nueva York.
A pesar de su influencia, e innegable calidad la primera serie del personaje, no sobrevivió a los años sesenta, quizás las desavenencias entre sus creadores, con la consiguiente marcha de Ditko de la serie, fue un duro palo para la misma, ya que otros dibujantes posteriores no fueron capaces de transportarnos tan fácilmente a lo desconocido. El Dr. Extraño de Lee y Ditko se acabó convirtiendo por mérito propio en una obra de culto, que el paso del tiempo no ha hecho más que fortalecer.

Estela Plateada de Stan Lee y John Buscema

A mediados de los años 60 la serie de Los 4 Fantásticos adquirió unos tintes cósmicos y místicos que nadie habría creido posibles en el medio, los cohetes y platillos volantes, que tanta transcendencia tuvieron en los relatos de ciencia ficción de poco tiempo atrás, se convirtieron en vehiculos mundanos utilizados para visitar otros planetas.
Pero para los lectores de Marvel eso no supuso un problema, ahora era posible acompañar a Los 4 Fantásticos al Subespacio, al interior de la Zona Negativa y a través del Infinito. Aunque las historias del grupo dieron un salto cualitativo con la llegada de Galactus, un gigantesco alienigena que se alimentaba de la energia de planetas, sin embargo este ser no venia sólo, a su lado estaba Estela Plateada; esto ocurrió en The Fantastic Four # 48 (1966),
Stan Lee y Jack Kirby habian discutido la historia y prácticamente estaba cerrada, pero Kirby tuvo la brillante idea de meter un heraldo que precediera la llegada del Devorador de Mundos, el personaje fue toda una sorpresa y todo un éxito, ya que pese a su apariencia y servir a uno de los más terroríficos villanos del cómic, el ser cuasidivino conocido como Galactus, Estela vio la grandeza del ser humano y se enfrentó a su amo convirtiéndose en un héroe, pero fue condenado a pasar el resto de su vida en la Tierra, siéndole negado cualquier acceso al universo infinito que tanto amaba.
El personaje siguió saliendo en los cómics de Los 4F y en cada aparición se hacia más popular, por lo que Stan Lee decidió darle su propia colección, Silver Surfer # 1 (1968) aunque esta vez el encargado del dibujo era John Buscema. Los autores inventaron un pasado para el Centinela de los Senderos Siderales y se reveló que inicialmente el personaje había sido Norrin Rad, un inquieto habitante del planeta Zenn-La, un pacifico y utópico mundo. Cuando su raza fue amenazada por Galactus, Norrin Radd la salvó ofreciéndose  a convertirse en el heraldo del Devorador de Mundos, aunque lo verdaderamente terrible sería tener que abandonar a su amada Shalla Ball.
Los guiones de Lee dotaron al personaje de nobleza y cierta carga filosófica al hacerle un observador imparcial de la locura humana, raza a la que intenta entender pero de la que sólo recibe odio e ira. Sin lugar a dudas un hecho decisivo para el devenir de la serie sería, que un alma tan noble como la de Estela tuviera su contrapartida y asi en el nº 3 de la colección surge Mefisto, la reencarnación del demonio que ansia la pureza del alma y que se convertiría en el enemigo por excelencia de toda esta etapa.
La colección fue cuidada al detalle, ya que tenia el doble de páginas de lo normal y también precio doble, John Buscema logró un trabajo excepcional, frente a la corpulencia de Kirby estilizó al personaje, impregnando toda le serie de clasicismo y belleza, convirtiendo cada viñeta en una obra de arte, pese a la enorme calidad que atesoraba la serie no lograba despegar con la ventas, ya fuese por el precio de la misma o por que un alienigena noble, contemplativo y altruista era ciertamente una anomalia en el violento mundo del género superheroico. En cuanto al precio, se rebajó en el nº8  y a Estela se le fue dando paulatinamente una ferocidad y salvajismo que no le sentaron nada bien y tras dieciocho número se canceló.
El paso del tiempo ha puesto la serie en el lugar que le pertenece, una serie que simbolizó el más sincero esfuerzo de Marvel por elevar a cotas superiores un género tan encorsetado como el de los superhéroes.

viernes, 30 de septiembre de 2016

Amazing Fantasy

En 1951, la pequeña editorial de cómics conocida anteriormente como Timely y propiedad de Martin Goodman, rompe con su distribuidora, Kable News y crea su propia distribuidora nacional, The Atlas News Company, la eliminación de intermediarios suponia el incremento de beneficios, asi a finales ese mismo año el logotipo de Atlas "un globo blanco y negro" aparecia en todos los cómics de Goodman.
La crisis producida en 1954 por el Dr. Fredric Werham y su libro sensacionalista "la seducción de un inocente" llevo a los cómics al senado, donde todos sus conceptos fueron investigados, Muchas editoriales fueron a la quiebra, Goodman pudo evitar los defectos del desastre.
Pero en 1957, las cosas lejos de mejorar empeoraron  y Atlas y su rama de distribución se fue convirtiendo en un lastre, ya que al no haber muchos cómics que distribuir y ser los costes muy altos, a Goodman no le quedo más remedio que cerrar Atlas y firmó un acuerdo con la American News Company, una de las mayores distribuidoras de revistas del pais, lo que pareció una buena idea en su momento, acabó en un desastre ya que la American estaba al borde de la ruina y de pronto pareció que no hubiera forma de que la pequeña editorial distribuyera sus comics-book al público.
De algún modo la compañia consiguió sobrevivir, aunque ya no tenia nombre, puesto que la marca Atlas había desaparecido para siempre, la solución fue llegar a un acuerdo con una rival en el mercado como era DC y que esta distribuyera  sus cómics, pero DC le hizo restricciones en cuanto a números de cómics publicados, Goodman sólo pudo situar ocho lanzamientos mensuales, un duro revés para una editorial que llevo a sacar hasta 60 números mensuales. Por la tanto había que hilar fino para no llegar a la quiebra y acertar con el contenido de las publicaciones.
Y el género con el que pudo subsistir fue la ciencia ficción y dentro de la misma un subgénero, el de los monstruos los cuales eran muy populares en el cine y la televisión de la época y cuyo ejemplo más representativo fue sin duda Godzilla (1954).
Hacia 1958, Stan Lee pudo ofrecer trabajo a gente tan importante cono Jack Kirby, Steve Ditko, Don Heck o Dick Ayers y lo consiguió con titulos como Strange Tales, Tales to Astonish, Journey Into Mystery o Tales of Suspense.
La atracción principal de cada número de estas colecciones era una gigantesca criatura dibujada por Kirby, con un exótico nombre como Torr, Zzuttak, Sserpo, Kraa, Grottu, etc, estos salvajes aunque poco amenazadores seres, se prolongarían hasta entrar en la década de los 60 con Amazing Adventures (1961) un nuevo titulo mensual de monstruos y suspense, donde la historia principal y más larga de duración estaba dibujada por Kirby, acompañado de dos relatos más cortos, de una cinco páginas los cuales solian estar dibujados por Ditko o Heck.
Como curiosidad en los relatos breves destaca la aparición del Dr. Droom  un personaje que tanto en sus origenes y conceptos puede ser considerado el germen donde nació el doctor Extraño.
En su número 7 pasó a llamarse Amazing Adult Fantasy (diciembre de 1961), este cómic no estaba dedicado en exclusiva a los monstruos, sino que eran historias de corte fantástico y misterio, estaban dedicadas a un público más adulto, Los guiones de Lee eran inteligentes y todas las historias hasta su cancelación estaban dibujadas por Ditko, con estos sombríos e intensos relatos el dibujante se ganó su culto de seguidores.
En el número 15 (septiembre de 1962) se produjo un afortunado debut, el de un apocado y timido adolescente al que pica una araña radioactiva y acaba convertido en un supehéroe llamado Spiderman, que con el tiempo acabaría convertido en el emblema de la compañia.
Este número fue todo un éxito e inundó las oficinas de cartas de entusiasmados fans, pero aun asi la serie se canceló por sus bajas ventas, ya que un nuevo género surgia con fuerza, los superhéroes habian vuelto,
Este tomo de Marvel Edición Limitada, nos  acerca a una època diferente, otra forma de entender el cómic más simple y sencilla, la cual duró poco pero acabó aportando mucho, ya que personajes como La Cosa y La Masa son hijos de estos monstruos febriles que dominaron los cómics durante la década de los 50. Y poder disfrutar del arte de Kirby o de Ditko no tiene precio.

lunes, 29 de agosto de 2016

Namor: El Hombre Sub-Marino

Namor fue el primer superhéroe de Marvel y sigue siendo uno de los más notables, creado por Bill Everett en la nueva linea de cómics creada por el editor de pulps Martin Coodman, con el nombre de Timely Publications. El personaje debutó en Marvel Comics # 1 (octubre 1939), surgido en una época donde los héroes de cómic eran nobles benefactores sin una `personalidad real, el príncipe Namor venia a ser un rebelde con mal humor y peor actitud. Era casi un villano, pero sin embargo llegabas a empatizar con él, ya que luchaba para proteger a su pueblo y su hogar de una civilización agresiva que no respetaba ni a otras culturas ni el equilibrio de la naturaleza. El monstruo del fondo del mar simbolizaba la lucha contra el racismo, la explotación y contaminación de su mundo submarino, convirtiéndose en un moderno antihéroe.
A mediados de los 40 y con la gran guerra finalizada, los superhéroes perdian interés, a los jóvenes les atraían otros géneros como el terror, crimen, vaqueros y románticos que embelesaban a un nuevo y potencial lector de cómics, las chicas. Asi el altivo y enfurecido Principe de Atlantis tras noventa y dos números fue cancelado una década después en junio de 1949.
A mediados de los años 50, Marvel bajo el nombre de Atlas intentó revivir a tres de sus personajes estrella de la Edad de Oro, La Antorcha Humana, El Capitán América y Namor, este último fue dibujado por su creador Bill Everett en abril de 1954, de los tres personajes fue el que más duró, diez números frente a tres de sus rivales, este pequeño éxito fue debido a que el estilo del autor habia evolucionado, combinaba la ilustración clásica con ciertos matices caricaturescos, dotando al personaje de un aspecto más estilizado y elegante, aun asi la serie se canceló.
El estallido de creatividad que desembocó en la moderna Marvel se inició en 1961, donde un torrente de ideas parecia fluir de las páginas, mientras el concepto del superhéroe era renovado y revitalizado, asi surge en ese año The Fantastic Four #1, donde en el número cuatro nuestro colérico héroe fue rescatado como villano por Stan Lee y Jack Kirby, aunque poco a poco fue derivando a un personaje más ambiguo no exento de un código ético y moral. convirtiéndose en un`personaje tan interesante y popular como el cuarteto al que combatía y obteniendo colección en Tales to Astonish donde compartia cabecera con otro ilustre inadaptado, Hulk.
Este volumen de Marvel Edición Limitada recoge toda la etapa del personaje al frente de Tales o Astonish # 70-101 (agosto 65-marzo 1968), aunque el tomo comienza con el enfrentamiento de Daredevil y Namor, en Daredevil # 7 (abril-1965) cómic mítico ya que fue el primero donde el Hombre sin Miedo lució su traje rojo, en esta historia el General de Atlantis y señor de la guerra Krang, convence a Namor para exija su legitimo lugar en la superficie y demanda a la raza humana por privarle de su legado, contratando a Matt Murdock para que pleite en su favor, ante la imposibilidad de lograrlo comienza a destruir la ciudad, tras enfrentarse a Daredevil, descubre que todo es una conspiración por parte de Krang para alejarlo de Atlantis y hacerse con el poder, todo ello contado por Stan Lee y dibujado por el gran Wally Wood.
Esta historia continuaría en Tales to Astonish # 70 donde Krang consigue derrotar a Namor, siendo salvado por Lady Dorma, para volver a recuperar su reino debe conseguir el Tridente de Neptuno, aunque para ello debe pasar por terribles peligros. Esta saga duró hasta el nº 87 y estaba dibujada en su mayoria por Adam Austin nombre que no dirá nada a los aficionados pero era un seudónimo de Gene Colan, que en números posteriores firmaria con su verdadero nombre.
A partir de ahi la parte gráfica corrió a cargo de diversos autores como su creador Bill Everett, el elegante Dan Adkins, Marie Severin y Werner Roth, autores en su conjunto cumplidores y poco más, de los guiones pasó a ocuparse un joven Roy Thomas y un veterano como Archie Goodwin, las historias eran muy simples y repetitivas en su conjunto, Los villanos eran penosos con nombres como Krang, Attuma, Byrrah, El Saqueador o Destino.
En su conjunto se puede decir que el paso del tiempo no ha sido muy benévolo con estas historias. Otra cosa es la que cierra el tomo, la expansión de Marvel propició que varios superhéroes que compartian colección con otros personajes tuvieran sus propios titulos asi surge Namor: The Sub-Mariner # 1 (mayo 1968), esta historia enlazaba con el nº 4 de The Fantastic Four, donde nos explicaban la causa de la amnesia del hombre Submarino, aventura firmada por Roy Thomas y dibujada por el gran John Buscema.
Lo dicho, tomo para disfrutar del arte de Wally Wood, Gene Colan, una breve historia de Kirby y John Buscema, los guionistas de Tales to Astonish no supieron sacar rendimiento al enorme potencial que poseía el personaje.

sábado, 16 de julio de 2016

Estela Plateada: La oscuridad más allá de las estrellas

Novela gráfica publicada en 1996 y cuyos creadores fueron  Ron Marz y Claudio Castellini. Esta publicación es una edición limitada de 1500 ejemplares todas firmadas por el dibujante y que nunca habia sido publicada en nuestro pais.
Esta obra surgió bajo el amparo del editor Tom DeFalco, siendo diseñada para ser publicada a gran tamaño y en blanco y negro, la marcha del editor, unido a la llegada de Bob Harras supuso un cambio drástico en el proyecto, ya que se publicó a color y a tamaño convencional, con lo cual muchas páginas fueron recortadas para adaptarlas a su nuevo tamaño.
Por lo tanto, esta nueva edición respeta el tamaño y B/N original, cosa por la que sus autores llevan tiempo peleando.
Galactus convoca a su antiguo heraldo, para rogarle que le ayude a localizar un cometa que vaga por la galaxia y en cuyo interior existe un gran poder, que sólo el debe poseer, pero hay más fuerzas que desean lo mismo, una de ellas es Thanos, que para lograr lo mismo, contrata a una eficaz mercenaria llamada Cuervo Blanco, durante la persecución del cometa ambos tendrán enfrentamientos con los Kree y los Skrull que también buscan la fuente del poder.
Estela Plateada y Cuervo Blanco son los primeros en llegar al interior del cometa, donde encuentran signos de una antigua civilización y a un viejo guardián, cuya misión desde tiempos inmemoriales es proteger la fuente del poder, que no es otra que un misterioso cristal, el guardián fallece a manos de la mercenaria y el cristal se rompe liberando a una extraña y maligna criatura que amenaza con destruir el universo, ambos combatientes unirán sus fuerzas para salvar sus respectivas vidas.
Marz crea un guión muy simple, sin demasiado riesgo en su desarrollo; pienso que fue creado con un divertimento personal, meter el máximo de contendientes posibles durante la trama y cerrarla de la forma más sencilla, esperaba más del guionista.
Otra cosa es el trabajo de Castellini, autor influenciado por el arte de Neal Adams y sobre todo de John Buscema, este último impresionado por su trabajo en Nathan Never, seria quién mediaría para que pudiera trabajar en Marvel, siendo esta obra su primer trabajo para la editorial.
El dibujo de Castellini es de corte clásico, sólo hay que ver su trabajo en esta serie, Estela es pintado con majestuosidad y belleza, pero sobre todo el autor impresiona por su calidad artistica y por el amor por el detalle. Tal es la fuerza de su trabajo en esta novela gráfica que ganó el prestigioso premio Yellow Kid.
Edición definitiva, realizada a gran tamaño y buen gramaje del papel, donde la resolución gráfica es bastante más interesante que la argumental.